La lucha científica contra el mal de Panamá

La lucha científica contra el mal de Panamá

Científicos en países en desarrollo luchan por hallar la cura contra un hongo devastador que amenaza con aniquilar el comercio mundial de los bananos (plátanos) y hundir a millones de agricultores en la pobreza.

Alrededor del mundo, los bananeros están perdiendo la batalla contra la raza 4 tropical, un hongo del suelo que mata los bananos Cavendish, la única variedad que se cultiva para el mercado internacional. La enfermedad se descubrió a inicios de los años ochenta en Malasia, pero ahora ha empezado a barrer los cultivos en muchas áreas del Sureste Asiático, así como en África y en el Medio Oriente.

El patógeno Raza 4 Tropical, una nueva raza de la enfermedad conocida como ‘mal de Panamá’, escapó de Asia en el 2013. Para el 2015 había infectado plantaciones en Jordania y Mozambique, así como en Líbano y Pakistán; muchos científicos temen una epidemia en África Subsahariana.

“El impacto en las áreas agrícolas es inmenso, con pérdidas significativas de plantas y la inhabilidad de erradicar el hongo de los campos afectados”, dice Altus Viljoen, fitopatólogo en la Universidad Stellenbosch en Suráfrica.

La enfermedad puede ser devastadora para los pequeños agricultores de bananos, quienes proveen gran parte de las 17 millones de toneladas de bananos Cavendish comercializadas cada año –la mayoría hacia países ricos en donde esta fruta es popularmente consumida como merienda saludable. Los bananos también son un alimento básico en muchos países tropicales, y la principal fuente de proteínas para más de quinientas millones de personas alrededor del mundo.

La Raza 4 Tropical, una variante del hongo Fusarium oxysporum, se transmite a través de material vegetal infectado, pero también contamina el suelo mediante el contacto con ropa y zapatos de los trabajadores de las plantaciones.

 

Fuente: Portal Fruticola | ElProductor.com

Share this post